Extracto de “Marian, la manera de jugar”

Ejecutadme entonces, haced de éstas sabanas el placer de una mortaja prohibiéndome el pecado que, para vos, natural de la fe y el albedrío os es. ¿Pensáis acaso que mi sumisión fruto de vuestro domino es? Mayor es mi albedrío que un llano vasallaje, pues es él quien a mí permite del sufrimiento el arrebato del placer que con el flagelo gozo.

Fustigadme cuanto deseéis, atadme de manos y pies, obligad que mis labios por vuestra tez suplique al masturbadme de las delicias que en mi mente se fincan: no existe mayor placer que a mí podréis otorgar que el vuestro no sea.

Penetradme efímera con la falacia de un falo que el suplicio ahoga mi gemido. Tomad en vuestras manos mis senos llenos e inertes hastiados ellos de fútiles lenguas, y en vuestros dientes, hasta la fractura mordedles. Haced brotad de mis pechos la sangre pusilánime que por gusanos podrida vuestro nombre grita: sois vos, Marian, la muerte que en el orgasmo de la bestia del Dragón besar deseare.

(Ericka Vólkova)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: