La manera de jugar: Pundonor (Textos de Ericka Volkova)

Los susurros que, sigilosos y sórdidos por entre mis oídos se adentran cual gotillas de aceite perfumado que por sus cavidades libremente chasquean, yerran en el grito de voces múltiples que por la boca de Marian acallan. Y es que hoy, ataviada en su obscura sensualidad, ha hecho que de mis senos yerga celo y lujuria por una vergüenza que el decoro no puede hacer castigo alguno en la falsa castidad.

Sus estrechas caderas ceñidas por la corta falda se han antojado apetecibles, sobresaliendo sus muslos teñidos de la sombra semitransparente que a ellos sedosamente se aferraren, fijando la vista de cualquiera en aquella sensorial aparición que, impávida, ante su faz pudiere perder la cordura misma en el abrupto arrebato por a su cintura ahogarse, envolviéndose dentro de la clandestinidad para por su entrepierna ser devorada.

Me falta el pundonor para a ella rechazar, tanto o cuanto el de ella de mí objeta, y son sus fatuos y pequeños senos quienes en su pecho a mis labios de su impugnar a mí prohíben, dejando que ellos por mis oídos desquebrajen en los susurros de un masturbado orgásmico gemido.

Traducción: Svetlana Kurskova y A.D.D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: