Textos simples en la razón de un bar

(I)
 Puedo recordar vuestro fervor no mucho tiempo atrás: vuestra memoria hace de mí la lágrima que en el sepulcro yace, y de la tierra de extraños la nostalgia a mi corazón yaga.

Desangrada en soledad por tártaros entre sombras camino; haced de mi fortaleza la debilidad os pido, dejad que estos ojos extirpados sean, que la vehemencia del recuerdo vuestro en mi memoria jamás el recuerdo pierda, permaneced en los recuerdos de mis labios, que en mi desfalleciente delirio a los vuestros besan.

(II)
 De sombras mi dicha se embriagan, de vos en la proscrita muerte saciadme, haced del calvario mío la santidad condenada que al velo mi rostro cubra. Perderme en el ensueño vuestro que a la quimera mía la vida diere, dejad que en el éxtasis de vuestros labios me abrevie mudándome en la sed vuestra.

¡Asesinadme!, que en vuestras manos morir ansío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: