El viento de mi voz

…folladme, tornad a mí cuerpo en vuestra cínica lujuria haciéndome gritar hasta que mi voz enronquezca. En vuestras manos tomadme, arrancando con ellas la piel para que en caricias los contornos pierda.

Folladme, flagelando con vuestra lengua mi espalda amordazad este tormento que por vos a mí entre jadeos consume. Con vuestra boca a mis senos asidos dejadme exhausta, que mudos por el rocío de vuestros labios claman.

Folladme, hacedme extraviar la conciencia, que mi voluntad sea la vuestra y en el astil de la fútil saeta mi vulva se pierda. Dejad que mi cuerpo con el vuestro contorsione, que entre satines y sedas en caprichos de formas nos envuelvan, que sean las sombras quienes a nosotras adulen, quienes a nosotras el sueño arrullen.

Folladme, encadenad vuestras caderas a las mías, morded mi cuello cual verdugo que a mis hombros, con los dedos blandida, la muerte de éste éxtasis no ansío. Por mi vientre corrompeos, pervirtiendo vuestra adúltera y lasciva concupiscencia que a nosotras la bragadura humedece. Despojad de mi cuerpo los textiles, al vuelo blandidles dejando a ellos por mis muslos descorrerse, y en la desnudez de nuestros cuerpos que desfallecen, con el viento de mi voz que a vuestro oído susurra, en el sudor de vuestro aliento folladme os pido…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: