Haced de nosotras otoño

Haced de mi piel otoño, dejad que en vuestros labios de purpúreos vientos al atardecer mi pasión carmesí en vuestra tez muera. Tañed mis pechos y de ocres entintadles, tornad de ellos el matiz que en vuestras manos las noches con nuestras sombras los contornos destiñen. En el descaro de vuestro abdomen dejadme sedienta del influjo vuestro que por la nariz respiras, tornándome aire turbio que en vuestros poros, cual secas hojas, a ellos se aferran.

Hacedme otoño, bebedme fresca y en vuestra boca trozo a trozo engullidme, consentid que sean mis labios quienes con los vuestros en sosiego escurran, dejad que sea mi ímpetu quien vuestras caricias enjuaguen permitiendo a mi deseo que en vuestra piel se escabulla, deslizándonos en los remansos de las manos nuestras cuando entre mis piernas, vuestra lengua con venus se funda. 

Haced de nosotras otoño, aires púrpuras y carmesís de pasión que, en las noches tempranas, por la nariz con nuestras manos respiramos.

Anuncios

2 pensamientos en “Haced de nosotras otoño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: