A la distancia (Recopilatorio, de “Nuestros cuerpos y tormentos”)

Ataviada de vos y con la libretilla en la mano hoy he pasado la tarde en el parque. Deseaba escribíos y en letras vuestras trazaos. Más nada he logrado, el recuerdo de vos a mí no ha permitido trazo alguno realizar. ¿Y cómo describíos si sois la demencia mía, esquizofrenia que en mí la salud pierde?

Muda estoy, pues las letras escasas a mi voz acallan. Mis manos, incapaces por describíos, paralizadas ellas a vuestros pechos se aferran, enjaulándoos en éste abrazo que el calor sudar nos hace, y desprovistas de sábanas que en el cauce nuestros cuerpos cubran, dejamos a la desnudez que el sueño nos envuelva.

Con vuestra faz ajustándoos a mis muslos os aferráis, y yo, muda de éste ahogo que por mi vientre el grito reclama, en el suspiro de este gemido por vuestro nombre insana del matrimonio os reclamo.

Si en ésta misiva la voz mía falta, no fueren por las letras que del cuerpo vuestro prófugas estuvieren. Plausible y calma difícil describíos me es,  y en el respiro cauto que exhaláis, a toda vos os escruto, vertiendo en letras ufanas la pasión que por vos muda, mis labios a vuestra espalda en ésta tarde acallan.

Demencia mía, permitidme besadle, de ella por la boca hartadme, engulléndole por sus letras tersas, y de ésta por mi amada la melancolía, jamás de Kurskova olvidadme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: