Daníka

No permitáis que os olvide. Que los ojos míos, por vuestra silueta ciegos,  el cuerpo de vos el contorno obscurezca. No permitáis que la piel mía de estremecer se detenga, que mis manos vuestra espalda caminen, que mis labios de vuestros pechos amamanten, y en silencios, nuestras mudas palabras en los oídos de ambas susurren.

De vos cerca dejadme, sin esta quimera asesinar. Dejad que el corvillo frío en el pecho hondo hunda; qué éste ahogo mortecino en el sueño de vuestro espasmódico orgasmo reencarne, que los putrefactos años que a la carne vuestra los huesos despojan no permitan vuestro cuerpo abrace. Dejadle en el recuerdo cálido, muy antes de vuestra proterva muerte.

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Daníka

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: